jueves, 20 de noviembre de 2008

Lactantes en el avión

La estrechez natural que presenta la trompa de Eustaquio en los lactantes, facilita que éstos puedan padecer barotitis (dolor de oído relacionado con la presión) con relativa facilidad, especialmente al despegar o aterrizar: tomar un biberón en estos momentos (o succionar el chupete) hará que los movimientos de deglución abran la trompa de Eustaquio, evitando así el dolor de oído.

No hay comentarios:

Publicar un comentario